Cuidado de mascotas

  • Fuente: Arteli
  • 1 abril 2019

El conocimiento es poder. Los cuidados de un perro no son más que la voluntad de ofrecerle la mejor vida que puedes.

Identifícalo:
Los cuidados de un perro dependen de nosotros, y empiezan por su seguridad. Aunque la mayor parte del tiempo en casa SIEMPRE deberá tener collar y placa de identificación con tu nombre, dirección y teléfono. A pesar de lo cuidadoso que podamos ser como dueños, la posibilidad de perderlo lamentablemente existe y estas medidas aumentan la oportunidad que alguien note que es de casa, lo resguarden y en efecto lo encuentres sano y salvo.

Hogar limpio y seguro:

Adecua tu casa para tener un perro, es decir asegúrate de retirar todos los objetos que pudieran ser peligrosos y recuerda que la limpieza es básica para una buena calidad de vida.


Agua fresca:
La hidratación es sumamente importante para su salud y energía, siempre deberá tener agua limpia y fresca disponible.


Dieta de calidad y saludable:
Así como en los humanos, el sobrepeso puede afectar notoriamente su salud. Sigue las indicaciones de su veterinario de acuerdo con su raza, tamaño y edad. No olvides también escoger premios saludables. 

Consulta a su veterinario con frecuencia:
El veterinario te ofrecerá la información necesaria sobre cuidados de un perro en cuanto a salud como vacunas, desparasitantes e higiene. Recuerda siempre guardar una copia de su carnet de salud en casa o contigo si viajan. También te orientará en otras decisiones que debas tomar o temas que desconozcas, si en algún momento tienes dudas sobre su salud, contacta a tu veterinario lo antes posible y escoge a quien inspire toda tu confianza y puedas contactar en caso de emergencia.


Ejercicio frecuente:
Asegúrate que reciba el ejercicio necesario para mantener su condición. Al estar en forma, tu perro tendrá mejores posibilidades de participar en actividades que seguro disfrutará. Si salen de casa, procura tenerlo siempre con correa y bajo control pues será mejor para ti y para la comunidad. 
 

Comunicación:
Los perros son sociables por naturaleza y necesitan interacción con su dueño. El tiempo de calidad que tendrán te ayudará a conocer a tu perro y entender cualquier necesidad en particular que pueda tener en el futuro, así como te facilitará el reconocer algún síntoma temprano de malestar. Sumado a esto, el tiempo que pasen juntos ayudará a prevenir futuros malos comportamientos.


Compañía
Si tu mascota se encuentra afuera y tiene techo o una casa para refugiarse del sol y lluvias ya es ganancia, especialmente para perros grandes y muy activos. De cualquier forma, los perros nunca deben permanecer afuera por largos períodos de tiempo y solos. Como mencionamos antes, necesitan compañía y deberían pasar el mayor tiempo posible con su familia.


Educación básica:
El entrenamiento básico para cachorros y perros adultos podría resultar de mucha ayuda. Entre más fácil le sea seguir ordenes básicas y necesarias, mayores serán las posibilidades de que tenga una vida larga y segura.


Limpieza dental:
No es sólo por el mal aliento o los dientes amarillos, muchas razas son más propensas a enfermedades dentales como la gingivitis o la acumulación de placa. A largo plazo podría provocarles infecciones que llevaría a consecuencias como pérdida temprana de dientes y problemas cardiacos, hepáticos o renales. Establece una consulta de revisión con el veterinario cada determinado tiempo.


Aseo general
Los perros de pelo largo pueden tener resequedad en la piel u algún otro problema en la piel por lo que es importante darle su cuidado con frecuencia. También será necesario cuidar sus uñas pues en el caso de perros de la 3ª edad puede dificultarles el caminar y en general podrían romperse lo cual sería algo doloroso.