Actividades que promueven el orden en los niños

  • Fuente: Arteli
  • 28 julio 2017

Si hay algo que resulta muy aburrido para un niño es recoger, pero deben hacerlo.

En las primeras edades es necesario que los padres se encarguen de esta tarea, a partir de los 2 o 3 años, cuando los pequeños adquieren cierta autonomía, se les puede empezar a enseñar las primeras nociones de orden.

Pero hay que darle su razonamiento al acto en cuestión, deben entender que no es un mero capricho de los padres.

Te compartimos 6 actividades que promueven el orden en los niños.

1. Establecer de forma clara cuál es el lugar de cada cosa y no cambiarlo. En el cuarto, los libros pueden colocarse en estanterías a su alcance y los juguetes en cajas o cajones.

2. Para el cuidado de la ropa
se establece un sitio para depositar la ropa sucia y un orden para el armario y el zapatero, que el pequeño debe mantener.

3. Ayudarle al principio.
Ordenar juntos puede convertirse en una actividad lúdica placentera, además el pequeño sentirá que sus padres lo apoyan.


4. Siempre
que el niño utilice alguna cosa de la casa, sea o no sea suya, pídele que vuelva a colocarla en el sitio donde estaba.


5. Establecer rutinas
conviene repetir de forma sistemática y con un orden establecido, las actividades diarias. Por ejemplo, al despertar: levantarse, ir al cuarto de baño, utilizar el inodoro, realizar el aseo corporal, ir a desayunar, cepillar los dientes, tomar la mochila (que siempre debe estar en el mismo lugar y el pequeño la habrá preparado la noche anterior) y salir de casa.

Al regresar al mediodía y entrar en casa: saludos a los padres, cambiarse de ropa (si es oportuno), lavarse las manos, ayudar a poner la mesa y sentarse a comer. Igualmente se pueden establecer rutinas a la hora de acostarse, en la higiene corporal, para ir a jugar, etc.

Estas rutinas de acciones encadenadas sirven para interiorizar el orden en la forma de vida y el niño o niña las realiza sin esfuerzo, sin recibir regaños por los olvidos y aumentando la seguridad en sí mismo porque sabe lo que debe hacer en cada momento.

6. El niño forma parte de la familia
y debe asumir responsabilidades de acuerdo a su edad y capacidad. Además de otras tareas que los padres le asignen, puede colaborar en actividades del orden de la casa. 

El enseñar a recoger, ayuda a establecer límites, rutinas y normas que no solo ayuda a los niños, sino que ayuda a toda la dinámica de la familia.